<< ver todos los archivos de Carmen González

obra

La fragilidad de la medusa
Instalación: lienzo, acrílico, lápiz, papel, cerámica, cuerdas, tensores
Museo Barjola, Gijón
Beca AlNorte de creación artística, Gijón 2007
La obra pretendía crear una sensación física del mirar, configurando haces de cuerdas que ocupaban el espacio expositivo
y se clavaban sobre la superficie de un lienzo situado en el suelo.
El titulo hace alusión a que la forma de mirar nunca es neutral. Existe una compulsión a visualizar que en ningún caso es
inocua. Sobrepasar el dibujo y proyectarlo en el espacio, desplazar la pintura y cambiar su perspectiva son una incitación
a tomar conciencia de la materialidad del mirar, de la capacidad constructiva y destructiva de nuestras practicas de ver y de ser vistos.