Juan Cruz Plaza

.imágenes

(más…)

.bio

Soria 1959.
Estudia en las universidades de Salamanca y Barcelona, donde obtiene la licenciatura de
Historia del Arte.
EXPOSICIONES INDIVIDUALES
Desde al año 1981 ha expuesto en galerías como:
– Skira de Madrid
– Arco Romano de Medinaceli
– René Metrás de Barcelona
– Trinta de Santiago de Compostela
– Aele de Madrid
– Fernando Silió de Santander
– Museu d’Art Modern (MAMT) de Tarragona
– Canem de Castellón
– Monasterio de Prado de Valladolid…
(más…)

La geometría sutil de Juan Cruz-Plaza

Por Fernando Castro Flórez
“La belleza es vida y visión, la vida de la visión”
Entre los antagonismos que caracterizan nuestra época, tal vez le corresponda un sitio clave al antagonismo entre la abstracción,
que es cada vez más determinante en nuestras vidas, y la inundación de imágenes pseudo-concretas. Si podemos entender la
abstracción como el progresivo auto-descubrimiento de las bases materiales del arte, en un proceso de singular despictorialización,
también tendríamos que comprender que en ese proceso se encuentra en núcleo duro de lo moderno. Hay, no cabe duda,
una fractura considerable entre el modernismo épico (ejemplificado en el caso de la pintura por el expresionismo abstracto
americano) y el gestualismo existencial nihilista (en el que podrían situarse algunos momentos del informalismo europeo) y
las nuevas formas de la abstracción surgidas tras la desmaterialización conceptual, la datidad fenomenológica del mínimal y,
por supuesto, la crisis de los Grandes Relatos acontecida en el seno de la condición postmoderna.
(más…)

Juan Cruz Plaza

por José María Iglesias
La cuestión de “límite” en la pintura, el concepto de “duda” y la idea de “tema y variación”, son algunos de los fundamentos de la obra
de Juan Cruz Plaza. (…/…)
una pintura que ha llegado a una paradigmática expresión en la que entran por igual valores compositivos, estructuras de muy
ordenada traza y al tiempo de una gran libertad en la ocupación del espacio pictórico, de la superficie entendida no solamente como
el soporte inherente que es, sino también como un territorio estricto que la pintura multiplica en la rítmica aparición de referencias,
de indicaciones de que se vale el pintor para ir guiando nuestra mirada de espectador por los meandros de cada cuadro.
La pintura actual posee seguramente una libertad que no ha gozado antes. Las vanguardias históricas pudieron en algunos casos
encorsetar a los más jóvenes creadores que, en su dedicación a alguno de los “ismos”, parecían confiar en su elección como panacea
que venía a sustituir cualquier otro valor que quedaba así subordinado a una, curiosamente, cierta ortodoxia.
(más…)

Letanías. Assumpta Rosés

Los cuerpos celestes, el cielo, la tierra, el sol, la luna, el mar, las elipses del cielo, la cavidad de la hermosura, las fases de la luna,
los truenos, relámpagos y aguaceros, el fuego y el rayo, los présteres y huracanes, los terremotos y vientos, la nieve, el rocío la
escarcha, el arco iris, el halo de la luna, los cometas, tantas cosas que pueden modificarse y modifican el juicio que tenemos e ellas.
Epicuro.
Las cosas que pueden modificarse
La pintura de tema geométrico suele ser una abstracción que, con frecuencia, acabamos relacionando con un referente o convirtiendo
en un símbolo. Quizás porque los humanos no somos Dios y no podemos crear de la nada, ni siquiera el archivo mental de una
percepción. Las horizontales se nos hacen horizonte; las verticales, árboles y hombres; los planos azules se hacen mar o cielo;
las líneas se convierte en caminos; los círculos se captan como soles, lunes, planetas o pechos; los rectángulos se nos aparecen
ventanas; lo obscuro es la noche y lo luminoso el día.
(más…)

Juan Cruz-Plaza, en soledad geométrica

por Juan Manuel Bonet
Desde hace ya unos cuantos años tengo cierta tendencia-manía incluso, cabría decir, lo reconozco-, a fijarme antes en creadores
solitarios, capaces de ahondar en su propio espacio, que en los cumplidores programas o en los redactores de manifiestos.
Juan Cruz-Plaza entró en escena inmediatamente después de Madrid D.F. –su primera individual tuvo lugar en 1981 cuando
tenía 22 años-, y ha desarrollado su carrera a lo largo de estos tres lustros, sin que en ningún caso, y a diferencia de lo que en un
momento u otro de sus trayectorias les sucede a la gran mayoría de los artistas, se le haya podido relacionar con marco común
–generacional, grupal, tendencial, ideológico-alguno. Nacido en Soria, una ciudad mesetaria de dimensiones modestas, pero
relativamente activa en el aspecto cultural, pronto abandonó la “invisibilidad de Castilla” (Francisco Pino dixit), Francisco Pino,
otro solitario, como Caneja, como Bernabé Herrero) para cursar estudios-no de Bellas Artes, sino , y en esto su caso recuerda al
de García Sevilla o al de Lacomba, de Historia del Arte- en la cosmopolita Barcelona…
(más…)